Sysblock® cuenta con una amplia gama de diseños de placas de yeso de alta pureza para paredes y cielorrasos. Disponemos de variadas alternativas, además de molduras y frisos de terminación.

Las placas pueden colocarse en muros, cielos rasos o interiores de placares. Su instalación se realiza empleando un pegamento blanco dispuesto en nueve puntos sobre la parte posterior de la placa.

 

Se coloca el pegamento en polvo en un balde en el que se vierte agua y se lo mezcla con cuchara de albañil. Una vez lograda la mezcla, se aplican los nueve ‘botones’ de pegamento mediante espátula. Luego, se pega la placa en la pared de forma similar a un cerámico. Así se consigue una cámara de aire de cinco milímetros aproximadamente (entre pared y placa) para que el material realice correctamente su función.

 

Las juntas se toman con enduido plástico y no es conveniente utilizar llana metálica dentada para colocar el pegamento.

En el caso del cielo raso, se coloca una moldura de yeso a nivel de todo el perímetro del ambiente. Luego, se disponen las placas con la ayuda de alambres fijados a la loza mediante tarugos “Fischer” y encastres propios de las placas.

 

Para una buena vida útil, recomendamos cuidado al manipularlas. Sobre todo, se deben evitar golpes una vez colocadas, ya que ellos pueden ocasionar la rotura del premoldeado. Si bien puede ser fácilmente reemplazado en el caso de revestimiento de muros, no sucede lo mismo en el de techos, ya que en el montaje existe un encastrado que obliga, en caso de rotura, a realizar toda una tarea de coronamiento alrededor del módulo roto, lo que sólo puede ejecutarlo personal calificado.